Incidencia Política

Compra pública

Las administraciones púbicas pueden tener un papel clave en la promoción de los alimentos agrícolas del territorio. El poder de modificar el mercado alimentario del que disponen las diferentes administraciones públicas es muy grande teniendo en cuenta sus procesos de compra pública y licitación de suministro y / o servicios relacionados con las restauraciones colectivas (escuelas, hospitales, residencias, centros cívicos …).

Si este volumen de compra se realizara en mercados de proximidad, estaríamos ante el catalizador definitivo para crear, fortalecer y extender una red de mercados locales viables con unas consecuencias importantes a nivel económico, social, medioambiental y cultural. La compra pública alimentaria es una de las mejores herramientas para impulsar cambios en la realidad socioeconómica y ambiental de nuestro país, en sus diferentes niveles de actuación.

La compra pública ayuda a concretar y avanzar declaraciones y recomendaciones como las que indica el Libro Verde de la Compra Pública de la Unión Europea, sobre la modernización de la política de contratación pública, o el Dictamen del Comité de las Regiones de la Unión Europea: «Sistemas de alimentos locales», o el informe de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo sobre cómo evitar el desperdicio de alimentos: estrategias para mejorar la eficiencia de la cadena alimentaria en la UE, además de las diversas declaraciones y documentos de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, que instan a fomentar la relación directa entre productores y consumidores, impulsando iniciativas de comercialización directa o de radio corto.

UN ASPECTO CLAVE

En el modelo de comedor ecológicos se quiere promover una transformación de los comedores que, sobre todo, son de competencia pública. Por tan estamos hablando de incidir en la compra pública y en todo el proceso y actores implicados en la elaboración, redacción, publicación y seguimiento de las licitaciones y contratos públicos que regulan la gestión de los comedores escolares.
Este es un aspecto clave y que hace mucho más compleja la promoción de este modelo de comedor. No se trata sólo de garantizar una producción agrícola local o de cambiar la estructura de los menús de los comedores. Se trata también, y sobre todo, de promover cambios en la estructura y articulación de la administración pública para garantizar un escenario que favorezca estos cambios en la compra pública. Por lo tanto es necesario que haya una apuesta política pero también que la administración se dote de recursos para garantizar que técnicamente se puedan implementar.

 

El Parlament Europeu, el 15 de gener del 2014, va aprovar la directiva 2014/24/UE de contractació pública, creant un marc europeu favorable a que s’incloguin criteris socials, mediambientals i innovadors en la selecció de les empreses

L’entrada en vigor de la Llei 9/2017, de 8 de novembre, de Contractes del Sector Públic, per la qual es transposen a l’ordenament jurídic espanyol les Directives del Parlament Europeu i del Consell 2014/23 / UE i 2014/24 / UE , de 26 de febrer de 2014, el passat 9 de març, ofereix una oportunitat per potenciar la incorporació de clàusules socials i mediambientals en els plecs de contractació pública de serveis.